Este va a ser el primero de tres artículos en los que os hablaré de la importancia que tiene para nuestra salud física y emocional, saber qué necesidad física o emocional tenemos y como cubrirla.

Hay necesidades fisiológicas vitales como la necesidad de oxígeno, de beber y comer, del sueño. No atender estas necesidades supone la muerte del organismo poco a poco.

Sobre el plano psicológico, encontramos tres necesidades vitales que condicionarán la vida de la persona: la necesidad de amor, la necesidad de seguridad y la necesidad de libertad.

“La vida no vivida es una enfermedad de la que se puede morir.” Carl Jung

El artículo de hoy lo centraré en la necesidad del AMOR.

TOMA LA DOSIS NECESARIA DE AMOR, LA QUE DEMANDA TU CUERPO

Según Pierret, pionero en la psicología gestal belga, sería la necesidad vital de establecer una relación con otro ser, de dar y recibir la ternura, prueba tangible de la relación, la necesidad de sentir el placer de la existencia de otro, de sentir el placer de existir para el otro (nuestra madre/padre, nuestro hermano/a, las amistades, la pareja…). Y este sentir amor puede ser a través de las palabras, y por supuesto del lenguaje no verbal (una caricia, un abrazo, una mirada, una sonrisa…).

La falta de amor (necesidad) se revela a través de la tristeza (emoción) y produce sentimientos como dolor, nostalgia, pena, melancolía… “Me siento solo, tengo la impresión de que nadie me entiende, siento que no encajo, …”. Estamos necesitando que nos den amor, a través de palabras, gestos, caricias…

¿Qué sueles hacer tú en esas situaciones?, en general solemos resistir a la satisfacción de esta necesidad.
Porque creemos, o nos han hecho creer que en esta vida:
– hay que ser duros, unos “superhéroes”: “me tragaré las lágrimas; me maquillaré y nadie notará que estoy mal”
– nadie quiere escuchar penas, cada uno tiene las suyas: “me quedo en casa, ya se me pasará, van a decir que siempre estoy quejándome…”
– debemos ocultar nuestras emociones para que no sufran nuestros seres queridos: “no preocupes a tu padre/madre, bastante mal lo están pasando ya”

CONSECUENCIAS DE NO TOMAR LA MEDICINA EMOCIONAL QUE NECESITAMOS

Si tu cuerpo te pide comida, comes; si te pide bebida, bebes…o al menos deberías. Entonces, si te pide amor, ¿por qué no se lo das?.

En mi caso, os aseguro que no lo pedía porque no sabía que eso, AMOR, era lo que necesitaba.

Solo tenía pensamientos como los enunciados anteriormente, y eso me llevaba a una gran tristeza, que me sumía de nuevo en esos o nuevos pensamientos negativos…entraba en un bucle que me generaba empeorar físicamente de mi enfermedad de crohn.

Detectar la emoción que subyace a nuestra necesidad es el primer paso para poder cambiarlo.

La tristeza es la emoción que nos dice que hemos perdido algo importante o que tu necesidad de afecto y amor no está atendida. En mi caso sentía que había perdido mi salud física cuando la enfermedad de crohn apareció en mi vida (otras personas pierden un ser querido, un trabajo, su casa…) y os aseguro que la necesidad emocional que experimentamos todos es la falta de AMOR (la pérdida).

Una vez que identificamos la emoción, tristeza, tenemos que trabajar aún más, ir más allá y pensar que nos hace sentir, y que más existe ahí dentro: ¿enfado?¿traición?¿humillación?¿culpa?¿victimismo?…

Hecho esto, hemos de pensar si es algo recurrente en mi vida, o algo asociado a un momento actual y concreto…en base a ello sabremos si nuestra emoción de tristeza es saludable o no.

TODA EMOCIÓN ES CURATIVA, HAY QUE SABER CÓMO

Sea la emoción que sea la que sentimos, siempre que la escuchemos, será un aliado, porque nos está hablando de lo que necesitamos en nuestra vida.

Ya sabemos que la tristeza nos habla de perdida y nos pide amor. Ahora, es importante saber si esa tristeza es saludable o “no” saludable.

– Emoción primaria adaptativa o saludable: Son reacciones a algo que está ocurriendo ahora mismo. Es un estado vivo que conduce al cambio. En nuestro caso, cuando nos diagnostican la enfermedad de crohn o colitis ulcerosa, pasar el proceso de duelo, aceptación de la nueva situación, hábitos y adaptación a la nueva vida.

– Emoción primaria desadaptativa o no saludable: reflejan un sentimiento de malestar crónico. Emerge cuando tu sistema emocional funciona mal. La persona es incapaz de afrontar y seguir adelante después de una pérdida significativa. En el caso de nuestra salud, no aceptamos nuestra enfermedad inflamatoria intestinal (crohn o colitis ulcerosa). Con frecuencia, en estas situaciones es importante expresar otros sentimientos también presentes: el enfado sin resolver y la culpa (a veces nos lleva a la víctima).

¿Es la tristeza una emoción recurrente en tu vida? ¿Aparece en distintas situaciones de tu día a día generándote un desequilibrio emocional?

Si es así, no tienes que preocuparte, lo más difícil acabas de hacerlos, identificarlo. Ahora solo tienes que trabajar para cambiarlo, ¿cómo? Pidiendo AMOR-AYUDA.

“Todos tenemos tristeza en nuestras vidas, y algo que podemos aprovechar de ella” (Sherilyn Fenn)

Este vídeo que os dejo, habla de la importancia de las “caricias emocionales”