¿Has observado como tu estado físico, de ánimo y hasta tu salud cambia según las palabras que escuches a lo largo del día? La comunicación afecta de forma directa a las relaciones personales, y estas a nuestras emociones y sentimientos.

Cuando hablo de comunicación, poneos en situación, una que solemos vivir a menudo, estar en un ascensor al menos con una persona más:

  • Un silencio absoluto, miradas hacia el suelo ¿cómo te sientes? ¿cómo crees que se siente la otra persona?
  • Una de las personas no para de hablar, con una locución rápida, palabras de queja de lo que tarda ese ascensor siempre en llegar, un tono cada vez más alto y gesticulando con los brazos sin parar. ¿Cómo te sientes ante esa situación? y ¿cómo se refleja en tu estado físico, mental …para el resto del día?
  • Una persona que entra justo cuando se iba a cerrar y tu eres quien ha dado al botón para que el ascensor le esperara. La persona al entrar, te mira a los ojos, dibuja una amplia sonrisa en su cara, y con un tono dulce, de alivio y ese mismo gesto corporal te dice “Gracias”.  ¿Cómo te sientes en esta situación? y ¿cómo se refleja en tu estado físico, mental …para el resto del día?

 

Cuando la comunicación es efectiva, nos afecta de forma positiva

La comunicación implica, nuestras palabras, nuestros gestos o comunicación no verbal y la voz (tono, intensidad, …), cuando todo eso es coherente, es decir, lo que piensas-haces-sientes, es lo que dices y lo expresas además con tus gestos y tu voz, ahí,  estás llegando a conectar con la otra persona.

Por supuesto han de sumarse a esto dos aspectos muy importantes, la empatía y la escucha activa. Términos de los que hemos hablado en artículos como https://com-partiendo.es/emociones/la-enfermedad-crohn-siente-los-me-rodean/ 

¿Cómo sueles comunicarte tú?

¿Qué palabras utilizas más contig@ mism@? te halagas y reconoces o te fustigas exigiéndote más.

¿Qué palabras utilizas con es@ amig@ que te llama porque se encuentra mal?

¿Qué palabras empleas con tu familia, en el trabajo, con tu pareja, con tus hijos…?

Reflexiona breve mente, vete al día de hoy, o a esta semana y piénsalas, anota las y:

  • siente en tu cuerpo como te hacen sentir a ti…
  • trata de pensar como hacen sentir a los demás…
  • repasa qué sentías antes de decirlas y después…
  • ¿cambian esas palabras según a quien se las dices?¿el entorno?¿con quien eres más “duro”?
  • prueba a cambiar una de esas palabras, la que peor te haga sentir, si te visualizas diciendola con otra palabra, ahora, la que elijas ahora, dila, en alto, expresalo, ¿que sientes?¿tu cuerpo nota ese cambio?¿quizá pesa menos…?

Está demostrado que un lenguaje positivo, es beneficioso para nuestra salud. Os recomiendo leer “La ciencia del lenguaje positivo”, de Jose Luis Castellanos,  que ejemplifica con estudios y ensayos todo ello.

GRACIAS (palabra que calma, serena, anima, ayuda, libera…) a TODOS.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies