Hoy os hablo de lo que la enfermedad crónica nos enseña a cada uno de nosotros.

Si, aunque alguno de vosotros, pacientes, con una o más enfermedades crónicas, penséis “que dice esta mujer”, os aseguro que esta mujer sabe muy bien de lo que habla, y lo que mi crohn, fibromialgia, sacroileitis, hipotiroidismo me han ido enseñando.

Alguna ves te has hecho esa pregunta verdad “¿porqué a mi, porque me toco a mí el crohn, o la colitis ulcerosa, o la fibromialgia, o el cancer, el lupus….?”; “¿porqué me tocó a mi esta enfermedad crónica?”. Lo se, es una pregunta que yo también me hice durante mucho tiempo. Luego me enseñaron que en la vida los porqués son buscar excusas, culpables, enfado, rabia…y eso me perjudicaba doblemente. Primero, no tendría respuesta a mi pregunta, y mi diálogo interno continuaría y ya no solo mi salud física, sino que también mi salud emocional entraría en peligro (posible depresión); segundo, cuando buscamos respuestas en la vida, la pregunta no es “¿por qué?”, sino “¿para qué?”. Desde el para qué llegan respuestas, que nos gusten más o menos…pero tendrán también su para qué…hasta que llegues al más profundo, al que está dentro de ti y te impides salir (al menos eso me sucedía a mi). Por ello hoy os hablo de lo que mi enfermedad crónica me enseño a mí.

La enfermedad crónica nos invita a una nueva vida, tu decides si la re-descubres o no

Lo primero que no me conocía tanto como creía, y que hay creencias y palabras que no son mías aunque estaban muy arraigadas a mí. Esas creencias y palabras como “la vida es dura, no te quejes, todo cuesta trabajo, eres una guerrera…” Todas, estaban arraigadas en mí, pero no las quiero, no van conmigo, eso me lo ha enseñado la enfermedad, llegó para enseñarme que la vida no hay que vivir la como un guerrero, ¿guerrero?¿contra quien voy a pelear? ¿tengo odio hacia algo o alguien tanto como para vivir en guerra?

Para mi “guerrero-guerra” sugieren desastre, caos, muertes, vivir en la incertidumbre absoluta de cuando llegará la siguiente batalla, soledad (estás solo, ni en paz contigo mismo), significa sangre,… un tormento por el que pasar. Ya pasé el mio. No quiero más, no soy guerrera, ni luchadora, ni nada que tenga que ver con conflictos.

La enfermedad trajo a mi vida serenidad, equilibrio, bajar la exigencia, aprender a vivir de una forma más pausada, sin prisas, aceptando lo que venga…porque me enseñó que soy fuerte y esa fuerza la uso para mi bien y el de los demás, para mi serenidad, para dejar atrás eso de “la vida es dura, no te quejes, todo cuesta trabajo” y comenzar a crear mis propias crencias, formas de ver y vivir la vida; palabras con las que definirme como ser, sin que sean los demás quienes me etiqueten y yo quien sea la abanderada de esa etiqueta que lleva escrita las palabras y creencias de todos.

La enfermedad me enseño que no soy enferma, soy Gloria. Y si, soy paciente de tres enfermedades crónicas, cada una me ha enseñado algo para que mi vida sea más fácil, a pesar de todo.

Es increíble, pero una de mis enfermedades me tuvo en vela toda la noche…y ¿para qué? para escribir sobre esto y para recordarme la siguiente reflexión que hice hace años:

 

“Es la magia de la vida. Dicen que una vez aprendes a montar en bici nunca se olvida…no lo se, no quise aprender por miedo a volverme a caer.
La vida estaba dispuesta a demostrarme que todo se aprende y se supera con tu valentía, humor, recursos…y saber rodearte de la gente que te quiere, respeta cada momemto que necesitas, porque ademas de quererte te respeta, saben el camino que llevas y como lo has recorrido: subida a una vida que no esperaba, en una bicicleta que cada día me lleva y trae por caminos a veces difíciles, haciéndome sentir el vértigo de una posible “recaida” pero recordándome siempre que soy AFORTUNADA de VIVIR la vida. Esta. La mía. Con TODO lo que supone.
Ayer sufri ese vertigo de caer por un instante y ahi de nuevo “gracias vida” por permitirme disfrutarte mas tiempo sana que enferma.
Por hacerme ver que familia y amigos siempre serán mis ruedas, manillar y guías…”.

Si tu también quieres saber lo que te ha enseñado de ti tu enfermedad crónica comienza HOY a preguntarte para qué…deja los porqué atrás, los conflictos y guerras nunca acaban bien y desgastan, ¿no crees?

Sesiones

Si ya lo sabes, me encantaría que lo compartieras con nosotros.

GRACIAS

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies