loader image

No hace mucho, me hablaron de la numerología y la importancia que, para las personas que rigen su vida por ella, tiene.
Días después me leyeron un artículo sobre la cultura celta, según la cuál, mi personalidad, por la fecha de mi nacimiento, era la similar a la figura de un cuervo. “¡Un cuervo…, no puede ser!”, dije totalmente sorprendida rechazando la idea. En mí estaba la creencia del cuervo como un ser negro, sin escrúpulos, “saca-ojos”…no veía nada positivo en ello, todo lo contrario, “yo no soy así” dije con rechazo a esa identificación…aún así me leyeron lo que decía el artículo:


“Cuervo: Animal que destaca por su ingenio, frescura y apertura a nuevas ideas y disposiciones. Por naturaleza cuidan de los demás y gustan de animar a sus amigos y familiares. Ellos mantienen la calma en medio de la tormenta y saben conseguir lo que se proponen. Aunque trabajan mejor solos, poseen un alto sentido de la responsabilidad y la integridad moral y no pisan a nadie en su camino.” – Cultura Celta.
Bueno…sí me reconocía en algunas cosas: soy una persona abierta a nuevas ideas, protectora de los míos (madre mía, hasta ahora no lo había visto así, pero en ocasiones, he dicho cosas como “que me entere yo que hacen algo al niño…”…los ojos no sé, pero mi mal carácter saldría, mi instinto de proteger); soy tenaz y perseverante, con una alto sentido de la responsabilidad (a veces excesivo). Vamos que he de reconocerme ahora como cuervo para la cultura celta.
Esto me llevó a preguntarme, porqué entonces ahora cuando cogemos cualquier revista, periódico… mi signo zodiacal es Cáncer, y qué significa…. de modo que haciendo honor a mi personalidad de cuervo, investigué nuevas ideas que no me había planteado hasta ahora.


En astronomía, el zodiaco o zodíaco, del griego «zoodiakos [kyklos]», significa «rueda de los animales», es formalmente una banda de la esfera celeste de 18 grados de ancho centrada en la eclíptica, la cual no es fija, sino que se desplaza ligeramente con el tiempo sobre el fondo del cielo. Esta banda se divide en 12 partes iguales llamadas «signos zodiacales», tomando como referencia el punto Aries, el punto de intersección entre la eclíptica y el ecuador celeste.
Isaac Newton propuso la teoría de que los doce nombres de las antiquísimas constelaciones zodiacales rendían homenaje al mito de Jasón y los argonautas y su viaje en pos del vellocino de oro. Así Aries hace referencia al propio vellocino, Leo al héroe Heracles (Hércules romano), que vestía la piel del león de Citerón, Géminis a los gemelos Cástor y Pólux, Virgo a la sacerdotisa del templo donde se custodiaba el vellocino, etc.
«Cáncer: El origen de tu signo según la mitología griega es que la celosa Hera en su persecución implacable contra Hércules, envío a un cangrejo gigante para matarlo, Hércules lo venció y Hera convirtió al cangrejo en la constelación de Cáncer para recordar que la función de una madre es proteger y nutrir y no dejarse llevar por los celos y la venganza. Tu arquetipo es el de la madre nutritiva y cuidadora.»
Parece ser que tanto para celtas, como para griegos, soy esa figura protectora y nutritiva…
¿Y ya puestos?, ¿qué dirán los mayas?
Para la cultura maya, los nacidos el 25 de junio, representamos la Hierba – «personalidad y carácter
“La hierba (o Camino) es el duodécimo signo y día del horóscopo maya. Son muy flexibles y atentos. Expresar sus sentimientos les resulta un poco difícil, ya que a menudo, los mantienen para sí mismos. Muchas veces usted necesita tiempo para comenzar e identificar las cosas, y así, llegar a sus metas. Sin embargo, una vez que comience no se detendrá. Viven su vida de acuerdo a sus propios horarios y tiempos. Una de sus mayores virtudes es que son personas bondadosas y no ocultan ni se abusan de sus sentimientos por los demás. Son muy buenos para resolver problemas y sienten admiración por los demás.”

No dista mucho de lo dicho por las anteriores culturas, pero si me resultó todo un aprendizaje mi primer rechazo a tener rasgos de un “cuervo”, cuando finalmente me identifico con ellos y entiendo, porqué dejé que me lo explicaran, su significado.

 

La importancia que tiene creer que sabemos quién y cómo somos, y el rechazo de poder ser algo distinto y contrario a esa creencia nuestras.
Aprendiendo cada día y com-partiendo con vosotros.
Yo desde MI, soy consciente de quién soy, y si antes de nacer estaba predestinada a hacerlo en ese día concreto, por tener rasgos de esa personalidad, GRACIAS AL UNIVERSO que así lo propició.

“No existe la casualidad, y lo que se nos presenta como azar surge de las fuentes más profundas” _

Friedrich von Schiller

[sgmb id=»4″]