loader image

Hoy quiero dar las gracias a todas aquellas personas que han formado y forman parte de mi vida…
– Mis abuelos (mis raíces más profundas);
– Mis padres (mi base, la parte más fuerte del árbol);
– Mis hermanos (esas ramas tan próximas a mí, creciendo juntos, cada uno buscando su propia luz, pero naciendo del mismo tronco, compartiendo los mismos valores);
– Mis amigos (los que siempre están), con los que comparto esos momentos de la vida que nos permiten seguir creciendo, arraigando nos a la vida…son esas hojas que nunca caen…vistiendo mi rama.
– Los conocidos, (aquellas personas que forman parte de nuestra vida de forma esporádica), son esas hojas que florecieron un tiempo en nosotros (quizá unas vacaciones, una época del trabajo…) y que van cayendo, permaneciendo al pie de nuestro árbol, revoloteando a los pies de mi árbol, como los recuerdos en mi mente.
– Mis amores, (al igual que los amigos, unos más duraderos que otros, más arraigados a mí, otros como esas hojas que revolotean alrededor de nuestro árbol, son recuerdos…)
A todas esas personas de mi vida, que día a día me ayudan a crecer (me riegan con sus emociones, experiencias, palabras, gestos, …) a las que están en ella y a los que estuvieron.
Porque todos se llevaron vida y me llenaron de vida…com-partiendo-nos…

[sgmb id=»4″]